El Castillo de Requesens

Rodeado de dólmenes en el valle de Requesens, el Castillo de Requesens es la perfecta demostración de la existencia de una población antigua en la zona. Esta data de unos 4.000 ó 5.000 años atrás. Aunque no existe referencia de poblaciones ibéricas en los alrededores, desde el año 218 A.C. este valle forma parte de los territorios que pertenecían al dominio de Roma.

Antecedentes del Castillo de Requesens

La Alta Edad Media fue una época oscura, poco conocida y poco documentada, llena de inseguridad y atraso. Parte de los restos de esta época son el Puig Castellar, la fuerza de la Grieta de la Bastida y el Castillo de Vulturaria, conocido en tiempos posteriores como el Castillo de Oltrera, y tuvo un papel preponderante en el levantamiento del de Requesens. El valle de Requesens está ubicado entre los condados de Rosellón y de Empúries.

El Castillo de Requesens fue construido en el siglo XI, cuando se asentó el feudalismo por orden del Conde de Rosellón Gausfred II. Este primer castillo de Requesens era pequeño y se presume que está escondido debajo de la construcción de tiempos posteriores. En el siglo XII se documentó el primer conflicto relacionado al castillo: La Guerra de Requesens por disputas sobre territorios. Entonces, en el año 1148 los hombres del Conde de Empúries rodean y toman el castillo.

Probablemente para finales del siglo XV el valle y el castillo fuesen abandonados a raíz de las guerras de los remensas, sin embargo, no hay documentos que confirmen este hecho. Según sus antecedentes, el Castillo de Requesens quedaría abandonado durante el siglo XVI para empezar a derribarse poco a poco.

A finales del siglo XIX el Castillo estaba en ruinas, por lo que el Conde Tomás de Rocaberti inicia su reconstrucción en el año 1893, buscando asesoramiento e información sobre la estructura de los castillos medievales, principalmente los castillos franceses.

Entonces, utilizando rocas originarias de la región y granito reconstruyen el castillo de acuerdo a su ideal y a lo documentado con respecto al castillo original, mejorando su aspecto exterior. Por su parte, en el interior se construyeron viviendas al estilo del siglo XIX con estanques, cascadas y jardines incluidos.

A partir de la época de la muerte del Conde Tomás, su hermana, la heredera al trono, continúa la reconstrucción del castillo. Esta finalizó en el año 1899, y el castillo fue inaugurado en el mes de Junio. Entonces, durante la Guerra Civil Española fue desvalijado, luego fue utilizado como cuartel de guerra, y en este tiempo se reformó y se construyó el hospital.

Después de esta época, el Castilllo de Requesens sufrió maltratos y deterioro durante muchos años, hasta que en el año 2014 sus actuales propietarios iniciaron labores de limpieza, mantenimiento y recuperación del castillo, promoviendo las visitas controladas y la restricción a zonas peligrosas. De esa manera, una comisión de trabajo internacional promovida por la Generalitat de Cataluña y el Centro Excursionista Empordanés colaboró en dichas labores.

El Castillo está abierto al público los fines de semana y días festivos (exceptuando el día de Navidad y el 1º de enero) desde las 11:00 hasta las 17:00. El precio de la entrada es de 4 euros por persona. También es posible realizar visitas guiadas y en grupo en horarios especiales.

Este castillo está ubicado en La Junquera, en Girona, España y cuenta con un restaurante llamado La Cantina, ideal para comer antes o después de realizar su recorrido.

This post is also available in: Catalán