La Fiesta de la Sal de L’Escala

Cada año, el tercer sábado de septiembre se celebra en L’Escala la Fiesta de la Sal, un antiquísimo almacén en que se guardaba la sal que llegaba a estas latitudes por mar, este producto era extraído de las salinas de Torrevieja o Ibiza y era traída al Alt Empordà en barco, para luego ser distribuida a las distintas poblaciones del interior.

Se trata de una fiesta muy popular que se realiza como homenaje y en memoria a los orígenes de pesca y salazón de este pueblo del Alt Empordà bañado por las aguas del Mediterráneo, en ella se recrea la vida cotidiana que se llevaba en este pueblo hasta hace cerca de 100 años, entre las actividades más interesantes encontramos una muestra de los oficios marineros de aquella época.

Se muestra también cómo era la vida cotidiana de aquel entonces en un pueblo marinero, sus tradiciones, bailes y juegos, es un oportunidad para encontrarnos con una época que aunque lejana ha dejado importantes legados a la idiosincrasia de esta región catalana.

El Archivo Histórico y el Museo de la Anchoa y la Sal es el organismo encargado de organizar cada año La Fiesta de la Sal, la cual desde el año 2015 está incluida en el catálogo oficial del patrimonio festivo de Cataluña, las actividades de esta fiesta se desarrollan en la playa del antiguo puerto de L’Escala.

Uno de sus interesantes atractivos es la incorporación de elementos ancestrales del patrimonio inmaterial de esta región como el Ball del Drac (baile del dragón) y la Farandola.

,

Una visita inolvidable al Teatro – Museo Dalí en Figueres

En Figueres, se encuentra el Teatro – Museo Dalí, uno de los espacios más visitados en Cataluña y España, creado como homenaje a este genio universal del surrealismo, que nació en este pueblo del Alt Empordà, una de las características del museo el que el propio Dalí se encargó de su diseño y está enterrado en una cripta ubicada bajo la gran cúpula geodésica creada por el propio artista. Leer más

Recorrer la Ruta Pirinexus de cicloturismo

Los amantes del ciclismo tienen una cita en la comarca del Alt Empordà para disfrutar de una de la mejores rutas de cicloturismo más interesantes de toda Europa, se trata de la Ruta Pirinexus una vía circular de 353 km que recorre algunas comarcas de Girona y pueblos franceses; entre los pueblos del Alt Empordà que se incluyen en esta ruta tenemos Peralada, Sant Pere Pescador, Castelló d’Empúries y Capmany, entre otros. Leer más

,

Sant Martí d’Empúries un paraíso en medio de la Costa Brava

Una población perteneciente a L’Escala que es un verdadero paraíso que permite a propios y extraños disfrutar de hermosas playas y calas mediterráneas, está enclavado en el lugar donde se asentaron los griegos procedentes de Focea que formaron el primer asentamiento de Empúries, por lo que guarda una antiquísima historia. Leer más

,

Conociendo la cocina tradicional de Cadaqués

Cuando visitamos Cadaqués, una de las cosas que debemos hacer es probar todo lo que tiene para ofrecer su gastronomía, esto es algo que no podemos negar, la comida de Cadaqués tiene una sazón sin igual y único. Una liga de muchos años de cultura que ha dejado una marca en este pueblo de pescadores de la Costa Brava. Leer más

Un paseo entre los dólmenes y menhires del conjunto megalítico Mas Baleta

De visita a La Jonquera podemos disfrutar de los hermosos paisajes que nos ofrece la Comarca del Alt Empordà, así como de una gran variedad de sitios de interés histórico que ofrece este bello municipio catalán, que recibe de manera muy especial a quienes le visitan; además se caracteriza por ofrecer los mejores platos de la gastronomía de mar i muntanya

Uno de las actividades preferidas de quienes visitan esta región es dar un paseo entre los dólmenes y menhires del conjunto megalítico Mas Baleta, que se encuentra muy cerca de La Jonquera en la zona de los Stanys; se trata de una ruta megalítica en la que se encuentra una interesante variedad de construcciones, entre ellas un Crómlech o círculo megalítico.

La ruta para llegar al conjunto megalítico Mas Baleta es muy hermosa y agradable, ya que hay que atravesar campos y zonas donde hay una gran variedad de árboles, por doquier se puede observar las formaciones megalíticas de apilamientos de piedras que se han conservado muy bien a pesar del paso del tiempo y la acción de los elementos, ya que algunos de ellos como el Crómlech datan de 3.000 años a.C.

Es un recorrido muy agradable que abarca unos 4 o 5 kilómetros de ruta no muy exigente, en el que se puede observar estas construcciones creadas por nuestros antepasados, muchas de las cuales eran monumentos funerarios; también se puede disfrutar de toda la belleza natural que ofrecen los estanques, que constituyen una importante reserva de flora y fauna de esta región.